La bodega de Al Baile La Temprana: la búsqueda de lo auténtico

Uno de los secretos mejor escondidos de Al Baile La Temprana es su bodega. Hay miles y miles de vinos en el mercado, pero aquí nos gusta dar protagonismo al productor, ya que el cómo se trabaja la viña y en bodega marcan por completo las características y la calidad del vino. Damos prioridad a las bodegas de pequeña producción que generalmente no llegan ni siquiera al consumidor final –­­­contamos con referencias que no alcanzan las 1.000 botellas al año por añada–, que hacen sus vinos con respeto, con mimo y cariño, interviniendo lo mínimo posible en la viña y en bodega, manteniendo así la autenticidad del producto final. Aquellos que se esfuerzan cada día en crear algo único. Sin artificios, con variedades autóctonas, con la diferenciación y la calidad como una de sus claves.
En Al Baile La Temprana creemos en este tipo de productores.

Damos prioridad a las bodegas de pequeña producción que generalmente no llegan ni siquiera al consumidor final

En Al Baile La Temprana contamos, cómo no, con vinos asturianos, ya que tenemos productores excelentes en nuestra tierra, pero también con referencias nacionales e internacionales –zonas como Borgoña, Burdeos o El Loira en Francia, del Piamonte italiano o vinos alemanes de uva Riesling, entre otros­–. Los vinos que encontrarás en nuestra carta están hechos por enólogos y bodegas tan respetados como Rodri Méndez, Raúl Pérez, Germán R. Blanco, Luis Pérez, Casa Castillo, Marañones, Isaac Cantalapiedra, entre otros. Todos ellos productores y bodegas muy valorados por la crítica especializada.

Nuestra carta de vinos busca siempre la mejor relación calidad-precio y es dinámica. Siempre está en constante cambio porque nuestra curiosidad no para. Nuestra filosofía es invitar a que los clientes de Al Baile La Temprana se animen a cambiar de vino. En ello hay varias razones. Por un lado, queremos que descubran, que se lleven sorpresas, que jueguen y se diviertan con los pequeños tesoros que esconde nuestra bodega, que se divide en espumosos, generosos, sidras espumosas, vinos blancos, rosados y tintos con más de 70 referencias. Por otro lado, no todos los vinos van bien con todos los platos. Empezar con una copa de espumoso (el vino más versátil) para pasar a un blanco y seguir o terminar con un tinto hace, casi siempre, que el viaje gastronómico sea más apasionante.

Nuestra filosofía es invitar a que los clientes de Al Baile La Temprana se animen a cambiar de vino.

Esta es nuestra filosofía. Creemos en los vinos auténticos, aferrados a su lugar de origen, que tienen detrás a un productor comprometido con su tierra y sus viñedos. La próxima vez que visites Al Baile La Temprana, pregunta a nuestro equipo qué vino te recomienda. ¡Y déjate llevar! Nuestra bodega está deseando sorprenderte.    

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Add Comment *

Name *

Email *

Website *

X